lunes, 12 de mayo de 2014

Reseña: La tregua.

                                  Ficha técnica:

Título: La tregua.

Título original: La tregua.
Autor/a: Mario Benedetti.
Páginas: 172

Sinopsis:

Martín Santomé, viudo con tres hijos, en las vísperas de su jubilación comienza a registrar en un diario íntimo su vida gris y sin relieve. La vida cotidiana de la rutina oficinesca y la de un hogar desunido y crispado se verán alteradas cierto día, cuando irrumpe en su opaca existencia la joven Laura Avellaneda, nueva empleada a sus órdenes. Y ese cincuentón, consciente de sus límites y de su desgana, decide abrir, casi sin proponérselo, un paréntesis luminoso.


                                                                             Mi opinión:

Este libro, me lo prestó Angie, pero, cuando iba por la mitad, necesitaba tenerlo, entonces lo vi donde mi tía, y lo tenía dos veces, adivinen lo que paso...si, me quedé con el libro, está muy
antiguo y no tiene ni sinopsis, la conclusión: no sabia nada de el, porque el de Angie también era antiguo. Martín narra la historia, aunque en este caso, el tiene un diario de vida, donde escribe las cosas que le ocurren en los días cotidianos, pero no pasa nada relevante, hasta que conoce a Laura Avellaneda, creo que saben lo que pasa, el se "enamora" de ella, pero no será muy fácil, muchos acontecimientos se interponen en ellos, y juntos deberán vencerlos.

A ver, los personajes principales Laura y Martín, comenzaremos con Martín quien escribe el diario, a punto de jubilarse y es lo único que espera, ya que su vida se volvió cotidiana, aburrida, y aunque por esas razones pensé que iba a ser un personaje aburrido, pero no resultó así, es un hombre de pensamientos muy sabios, del cual aprendes mucho. Laura es definitivamente mi personaje favorito del libro, ya que es ella quien le da las ganas y "motiva" de una cierta manera de que a cualquier edad que tengamos, debemos disfrutar de cada momento y aunque siempre tiene
sus inseguridades y miedos, son dos personajes que me entregaron algo para la vida cotidiana y muchas enseñanzas.

Me gustó que el libro fuera escrito en formato de diario, y este está escrito especialmente, ya que a pesar de que nos cuenta su día a día, va introduciendo su pasado, y podemos conocerlo completamente, además aunque el personaje es un hombre, describe muy bien sus sentimientos hacia algo o alguien (hay unas frases hermosas, muchas pero muchas me enamoraron completamente), es muy rápido de leer y aunque me esperaba un poco el final, fue verdaderamente impactante. Nunca había leído nada del autor, y deseo leer más porque con este libro, quedé más que encantada.

Nota: 

Citas favoritas:

"Así estamos, cada uno en su orilla, sin odiarnos, sin amarnos, ajenos."

“A mí me cuesta ser cariñoso, inclusive en la vida amorosa. Siempre doy menos de lo que tengo.  Mi estilo de querer es ése, un poco reticente, reservando, el máximo sólo para las grandes ocasiones.  De modo que si siempre estuviera expresando el máximo ¿qué dejaría para esos momentos  (siempre hay cuatro o cinco en cada vida, en cada individuo) en que uno debe apelar el corazón en pleno? También siento un leve resquemor frente a lo cursi, y a mí lo cursi me parece justamente eso: andar siempre con el corazón en la mano.”

"Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella de daba la mano...y eso era amor."
                                                                                              -Eliana.